Test de Producto o Servicio

Consiste en el testing (pruebas) de prototipos de productos o servicios que la empresa se disponga a comercializar. Los nuevos prototipos deben ser probados por los consumidores potenciales con el fin de comprobar en qué medida el producto/servicio se adecua al concepto que originó su desarrollo y las preferencias de los consumidores.

Mediante dicho test se evalúa la necesidad de modificar características del producto/servicio.

Consideramos que es muy importante realizar ésta pregunta y darle una ligera respuesta para animarnos a elaborar este tipo de estudio en el mercado ya que así conoceremos cual es la opinión de las consumidores o clientes potenciales de determinado producto, que buscan satisfacer sus necesidades y esa debe ser precisamente la misión de todo vendedor, lanzar un producto nuevo o actualizar uno ya existente en el mercado.

En principio me siento muy bien y salgo feliz de una tienda, cuando me preguntan si encontré lo que buscaba, o bien cuando me preguntan por algún producto en particular.

Un producto es calificado por diferentes aspectos: olor, sabor, color, calidad entre muchos otros, porque de eso depende la adquisición de los consumidores y así lograr un grado de satisfacción para seguirlo consumiendo.

Todo ello le será útil a cualquier negocio o empresa al momento de plantearse ¿Cuándo lanzar el producto?

  • Si lo lanza antes: Tiene la ventaja de la novedad; le permite situarse en el mercado como la empresa que hace dicho producto y obtener la posición de líder, pero con el inconveniente de que si se aprecia algún fallo la competencia puede sacar un producto mejorado.
  • Si lo lanzas después: no incurrimos en los fallos de la competencia

El producto es una variable estratégica y la configuración va a determinar el resto de las políticas comerciales, en función del tipo de producto la empresa fijará el nivel de precio, establecerá los canales de distribución y decidirá las formas de comunicación más adecuadas, por lo tanto la estrategia del producto constituye el punto de partida de la táctica comercial.

Es muy importante dar los productos a un precio factible para que los consumidores tengan la capacidad de adquirir sin condición, aunque en algunos casos, en las compradores no influye el precio, sino puede ser que muchas veces, la marca, la calidad, el olor, el sabor o más que todo, por una necesidad.

Una de las utilidades que se le da a la investigación de mercados en la empresa actual es conocer el nivel de satisfacción de sus clientes, el focus costumer se ha convertido en el gran protagonista de todas las compañías que deseen permanecer con éxito en el mercado, por ello es preciso acudir a técnicas cuantitativas o cualitativas para medirla y analizarla.

Con un test del producto se logra obtener una valiosa información del cliente respecto al producto o servicio, acerca de sus hábitos, necesidades y gustos.

Es una herramienta rápida y sencilla para conocer las opiniones del cliente para aplicar mejoras sobre un producto ya sea de uno existente o un producto por innovar que casi siempre son los que las personas adquieren por ser algo llamativo, a un precio disponible y accesible pero sobre todo lanzar un producto nunca antes visto en el mercado.

Definitivamente para que una empresa tenga éxito es necesario que se adapte al mercado, de tal modo que pueda mantener la competitividad, sin embargo, esta búsqueda de la satisfacción no puede llevarse hasta el extremo de que no sea rentable para la empresa y la coloque en una situación de esclavitud con respecto al mercado.

Al realizar una investigación de mercados sobre el producto es necesario tener en cuenta una serie de variables como:

  • La población
  • La edad
  • La zona de residencia
  • El nivel de ingresos

Independientemente del tipo de mercado, es relevante conocer las características de los consumidores y para ello habrá que responder a las siguientes incógnitas: ¿Quiénes son los consumidores?, ¿Por qué compran?, Cómo compran?, ¿Dónde compran?, y ¿Qué cantidad compran?

En un primer paso los encargados de marketing deben de entender las necesidades del cliente como del mercado dentro del cual participan. Muchos vendedores cometen el error de poner mayor atención a los productos específicos que ofrecen, y no a los beneficios y las experiencias generados por tales productos. Establece que los consumidores favorecen los productos que ofrecen la calidad, desempeño y las características innovadoras