Las grandes superficies y cadenas de bricolaje prosiguen su expansión

El negocio de las grandes superficies de distribución de materiales consiguió aumentar su facturación cerca de un 7% durante el pasado año 2014, gracias principalmente al empuje de las cadenas de bricolaje, que cada vez acaparan mayor número de clientes. En este contexto y para ganar nuevos compradores, las grandes superficies de distribución de materiales mantienen una encarnizada competencia para hacerse un hueco en el panorama actual.

Además y para seguir prosperando, los principales operadores manejan ambiciosos planes de expansión, con los que engrosarán sus redes comerciales, especialmente en las ciudades, nuevo destino preferente para buena parte de las distribuidoras. Así, Leroy Merlin busca ubicaciones urbanas, Akí y Saint-Gobain Distribución Construcción eligen Madrid capital para sus primeras incursiones en las urbes, mientras Bricor continúa consolidando este modelo. Por su parte, Bricomart, Brico Depôt y Bauhaus también están apostando por aumentar su presencia en nuestro país.

Sin embargo y dada la fuerte competencia, otros actores del mercado como Bricoking o CMB Bricolage se han visto obligados a replantearse sus modelos de negocio y reorganizar sus centros.