La importancia de “big data” en el marketing

La capacidad de analizar grandes volúmenes de información de todo tipo y otorgarle un sentido, es decir, lo que se conoce como big data como concepto, mejora de forma drástica el negocio de las empresas si éstas saben utilizarlo con inteligencia. Una de las áreas que, con más fervor si cabe, debe adoptar este tipo de tecnologías es el mundo del marketing

En la actualidad, los directores de marketing se encuentran algo abrumados ante la cantidad de información que rodea a sus empresas y a la que no saben hacer frente ni sacar partido. Además, la presión que tienen es cada vez más elevada en sus empresas: tienen que mejorar sus objetivos de marketing con presupuestos muchas veces limitados y adaptarse con solvencia a los cambios propiciados por el entorno tecnológico. Por otro lado, sus superiores, los CEO de las compañías, afirman (al menos así lo hace un 72%, según un informe de la consultora) que los responsables de marketing piden cada año más presupuesto para sus acciones pero no saben explicar bien cuál será el ROI (retorno de inversión) de éstas ni cómo hará que crezcan los ingresos de la compañía. De hecho, el 63% de los proyectos de marketing no utilizan la analítica para reportar sobre las decisiones que se toman en esta área. Analíticas que pueden mejorar el ROI en un 10-20%.

¿La solución ante esta problemática?

El llamado big data. Las empresas que saben usar bien este concepto y las tecnologías que lo rodean incrementan tanto su productividad (un 5%) como sus beneficios (un 6%). Las empresas necesitan analizar, medir y aportar valor a la información que tienen para optimizar su actividad. No se puede seguir dando que el 80% de las compañías no midan, por ejemplo, el ROI de su estrategia en social media. Y las prácticas del obsoleto email marketing (en muchos casos spam para las personas que reciben estos mensajes) deben dejar paso a un tipo de campañas mucho más segmentadas e inteligentes.