8 pasos para realizar una campaña de marketing directo

 

1.- Conozca su target

Realice un mapa o una matriz de públicos claves con la finalidad de identificar a las personas hacia las que van dirigidas los bienes y/o servicios que ofrece la empresa. Es necesario tener un conocimiento profundo del target objetivo para poder elaborar las estrategias de marketing y comunicación directa que puedan: llamar la atención, ser persuasivas; y en consecuencia, generar una acción de compra. 

2.- Investigue los hábitos de consumo

Al estudiar profundamente el mercado; se pueden descubrir los nichos existentes, reconocer las oportunidades de negocio, determinar ventajas diferenciales frente a la competencia y predecir patrones comunes del comportamiento de los consumidores frente a los productos que la organización pone a su disposición. 

3.- Cree bases de datos 

Para organizar la gran cantidad de información que tiene la empresa sobre sus clientes, es muy útil plasmarla en una especie de tablas relacionadas que permitan visualizar el contenido de una manera más rápida y que faciliten la búsqueda de los datos específicos de cada contacto. 

4.- Segmente el mercado

Consiste en la división del mercado en grupos de personas cada vez más definidos que tengan intereses comunes y hábitos de consumo similares; con la finalidad de que los mensajes comunicacionales sean atractivos y generen valor para el segmento al que van dirigidos. 

5.- Personalice los mensajes 

Utilice datos personales que están en las bases de datos para crear un nexo emotivo entre la organización y sus clientes. Los mensajes que cree la empresa deben apelar a las emociones para poder producir en los usuarios un sentido de identificación con la marca. En este sentido, la creatividad es un elemento muy importante para poder captar la atención de los públicos y generar estrategias exitosas de marketing que permitan la comunicación directa con los mismos. 

6.- Sintetice la información

El contenido de la campaña debe ser lo más breve y conciso posible. Al precisar los mensajes claves, debemos tener cuidado de ser claros a la hora de redactarlos; mientras más sencillas y concretas sean las palabras, más comprensible será el significado de lo que se desea transmitir. 

7.- Elija el medio adecuado 

Seleccione el medio de comunicación más idóneo de acuerdo al mensaje que se tiene que difundir. Hay que analizar: las ventajas, las desventajas, los recursos, la velocidad de respuesta, la versatilidad y la flexibilidad que cada medio nos puede ofrecer para poder decidir cómo se va a enviar la campaña. Por ejemplo: En el caso de una invitación a un evento, el canal de comunicación más conveniente es el SMS; ya que el contenido es corto y la penetración del medio es grande; incrementando así, las posibilidades de que el mensaje sea realmente efectivo. 

8.- Mida el impacto de la campaña

Monitoree los resultados obtenidos y evalúe la respuesta de los públicos ante la ejecución de las estrategias planificadas; dependiendo de las conclusiones de este análisis, se pueden mantener las acciones tomadas o cambiarlas según la conveniencia. Los medios de mercadeo directo, permiten medir de forma directa e inmediata los efectos que causan las comunicaciones enviadas para determinar cuantitativamente la rentabilidad de la campaña.